Vida saludable

10 consejos para llevar una alimentación saludable en familia

A continuación verás algunos tips que te servirán mucho para mejorar la alimentación de toda tu familia y que son muy fáciles de llevar a cabo: 1. Incluir al menos un alimento de cada grupo en cada una de las tres comidas principales del día. Basarse en el esquema del "Plato del Bien Comer" que contempla los 3 grupos de alimentos:

2. Tomar en cuenta las características de una dieta  correcta en todo momento que son las siguientes:

  • Completa: Que incluya al  menos un alimento de los 3 grupos en las comidas principales.
  • Inocua: No debe de implicar riesgos para la salud,  por lo que se debe evitar consumir en exceso o menos de lo que se necesita,  así como evitar comer alimentos preparados en condiciones poco higiénicas.
  • Variada: Evitar la monotonía es clave, lo cual  se puede lograr incluyendo diferentes platillos en cada comida, variando los alimentos que se eligen al preparar los alimentos,  e intercambiando los métodos de cocción que  se utilizan para prepararlos.
  • Suficiente: Debe cubrir las necesidades del organismo para brindar  las cantidades de nutrimentos adecuadas según la edad, el sexo, la estatura, la  actividad física y el estado de salud, ya que cada persona tiene necesidades particulares.
  • Adecuada: Que sea acorde a los gustos, cultura, tradiciones,  religión y  costumbres.
  • Equilibrada: La proporción de los nutrimentos de la dieta debe favorecer siempre la salud

 

3. Comer la mayor variedad posible de alimentos recordando lo siguiente:

  • Muchas verduras y frutas, de preferencia crudas y con cáscara. Las de temporada que son más baratas y de mejor calidad.
  • Suficientes cereales como; tortilla, pan integral, pastas y galletas, arroz o avena
  • Pocos alimentos de origen animal. Prefiriendo el pescado

 

4. Preparar platillos combinando alimentos del grupo de los cereales con alimentos del grupo de las leguminosas ya que de tal manera se mejora la calidad de la proteína. Por ejemplo: arroz con frijoles, tortilla con frijoles, pasta de sopa con habas secas, telera con frijoles.

5. Preparar los alimentos con la menor cantidad posible de grasas, aceites, azúcar y sal, tomado en cuenta lo siguiente:

  • Elegir  aceites vegetales en lugar de la manteca, la mantequilla o la margarina.
  • Cocinar con poca sal y no colocar el salero en la mesa.
  • Endulzar con poca azúcar.
  • No poner azúcar en la mesa y moderar el consumo de productos que la contengan en exceso como; caramelos, mermeladas, refrescos, jarabes, pasteles, etc. 

 
6. Beber 2 litros de agua pura al día asegurándonos de que esté hervida o desinfectada.

7. Preferir agua simple, o agua preparada con frutas naturales en lugar de refrescos y bebidas azucaradas que son altas en azúcares y energía.

8. Procurar la máxima higiene al almacenar, preparar y consumir los alimentos.

9.  Comer tranquilos y en compañía para disfrutar de los alimentos.

10. Incluir refrigerios ligeros y saludables a media mañana o media tarde para no llegar tan hambrientos a la comida o la cena y mantener el metabolismo activo.