Aprendiendo más de cocina

 

 

Dedos de almendra

  1. Para estos escalofriantes dedos de almendra, primero debes tomar una pequeña porción de masa y formar un rollo delgado.
  2. Después, acomódalos en una charola con papel encerado y en uno de los extremos, coloca una almendra para simular la uña.
  3. Con el dorso de un cuchillo, marca los pliegues de los dedos y llévalos a hornear.
  4. Para servir, esparse un poco de mermelada de fresa para simular la sangre.