Aprendiendo más de cocina

 

 

Cheesecake encapsulado

  1. Primero, debes tener lista tu gelatina y tu cheesecake ya horneado y, de preferencia, congelado.
  2. Vierte dos cucharones de gelatina en un molde para pastel de 26 cm de ancho con un poco de aceite en aerosol. Permite que cuaje a temperatura ambiente.
  3. Acomoda las fresas y las frambuesas sobre la gelatina y vierte un poco de gelatina para que se cuajen con la fruta. Refrigera por 15 minutos.
  4. Voltea el cheesecake congelado y colócalo sobre la gelatina con la fruta. Vierte la gelatina hasta cubrirlo hasta la mitad. Refrigera 15 minutos más.
  5. Por último, vierte el resto de la gelatina y refrigera por 2 horas. Desmolda con mucho cuidado.